Transcription

En esta guía de autoayuda que está definiendoa toda una generación, el bloguero superestrella MarkManson nos demuestra que la clave para ser personasmás seguras y felices es manejar de mejor forma laadversidad y dejar de pretender ser "positivos" todoel tiempo.Durante los últimos años, Mark Manson -en su popularblog- se ha afanado en corregir nuestras delirantesexpectativas sobre nosotros mismos y el mundo. Ahora nosofrece su toda su intrépida sabiduría en este libro pionero.Manson nos recuerda que los seres humanos somos faliblesy limitados: "no todos podemos ser extraordinarios: hayganadores y perdedores en la sociedad, y esto no siemprees justo o es tu culpa". Manson nos aconseja quereconozcamos nuestras limitaciones y las aceptemos. Estoes, según él, el verdadero origen del empoderamiento. Unavez que abrazamos nuestros temores, faltas eincertidumbres, una vez que dejamos de huir y evadir yempezamos a confrontar las verdades dolorosas, podemoscomenzar a encontrar el valor, la perseverancia, lahonestidad, la responsabilidad, la curiosidad y el perdón quebuscamos."A lo largo de la vida, tenemos una cantidad limitada decarajos que nos importen. Así que debes elegir tus carajossabiamente". Manson nos ofrece un momento de urgentesinceridad, ese cuando alguien te sujeta por los hombros yte mira a los ojos para tener una charla honesta, pero llenade historias entretenidas y de humor profano, despiadado.Este manifiesto es una refrescante bofetada en nuestracara, para que podamos empezar a llevar vidas mássatisfechas y con los pies en la tierra.MARK MANSON es un bloguero estrella con más de dosmillones de seguidores. Vive en la ciudad de Nueva York. Elsutil arte de que te importe un carajo es su primer libro yha vendido más de un millón de ejemplares.IMPRESO EN MÉXICOMéxicoEL SUTILARTE DEQUE TEI PORTEUN CARAJUN ENFOQUE DISRUPTIVO PARAVIVIR UNA BUENA VIDA

EL SUTILARTE DEQUE TEI PORTEUN CARAJUN ENFOQUE DISRUPTIVO PARAVIVIR UNA BUENA VIDA

EL SUTILARTE DEQUE TEI PORTEUN CARAJUN ENFOQUE DISRUPTIVO PARAVIVIR UNA BUENA VIDA

2017, por HarperCollins México, S.A. de C.V.Publicado por HarperCollins MéxicoTampico No. 42, 6 piso.06700 Ciudad de MéxicoTítulo original: The Subtle Art of Not Giving a Fuck. An Alternative Approach to Happinessand SuccessCopyright Mark Manson 2016.First published in 2016by Harper OneAn Imprint of Harper Collins PublishersTraducción: Anna Roig.All rights reserved.Todos los derechos están reservados, conforme a la Ley Federal del Derecho de Autory los tratados internacionales suscritos por México. Prohibida su reproducción totalo parcial en cualquier forma o medio, incluidos los digitales, sin autorización expresadel titular del derecho de autor.Esta es una obra de ficción. Nombres, caracteres, lugares y situaciones son productode la imaginación de los autores o son utilizados ficticiamente, y cualquier parecidocon personas, vivas o muertas, establecimientos comerciales, hechos o situaciones,son pura coincidencia.ISBN: 978-607-97654-5-3Primera edición: noviembre 2017.Primera reimpresión: enero 2018.Impreso en México

No lo intentesCapítulo 1: No lo intentesEl maldito círculo vicioso del sobreanálisisEl sutil arte de que te importe un carajoEntonces, Mark, ¿cuál es el malditopunto de este libro?1616Capítulo 2: La felicidad es un problemaLas desventuras del Panda de la DecepciónLa felicidad se consigue al resolver problemasLas emociones están sobrevaloradasEscoge tu propia lucha2529333639Capítulo 3: Tú no eres especialTodo se desmoronaLa tiranía del excepcionalismoP-p-p-pero si no seré especial oextraordinario, ¿cuál es el punto?455263Capítulo 4: El valor del sufrimientoLa cebolla de la autoconcienciaProblemas de estrella de rockValores mediocresDefinir buenos y malos valores69778389942266

viEl sutil arte de que te importe un carajoCapítulo 5: Siempre decides algoLa elecciónLa falacia de la responsabilidad/culpaResponder a la tragediaLa genética y las cartas que nos tocaronVictimismo chicNo hay un cómo99100105112116120123Capítulo 6: Te equivocas respecto a todo(y yo también)Arquitectos de nuestras propias creenciasCuidado con lo que creesLos peligros de la certidumbre puraLa Ley Manson de la EvasiónMátateCómo ser un poco menos seguro de ti mismo126132135142149152154Capítulo 7: El fracaso es un pasohacia adelanteLa paradoja del fracaso/éxitoEl dolor es parte del procesoEl principio de “Haz algo”160162166173Capítulo 8: La importancia de decir noEl rechazo hace tu vida mejorLímitesCómo construir confianzaLa libertad a travésdel compromiso179185188197202

viiCapítulo 9: Y después mueresAlgo más allá de nosotrosLa cara amable de la muerteAgradecimientos207212218230

1CAPÍTULONo lo intentesCharles Bukowski era un borracho, un donjuán, un jugador empedernido, un patán, un bueno para nada, yen sus peores días, un poeta. Probablemente él sea laúltima persona en esta Tierra a quien buscarías para solicitar consejos de vida que tampoco esperarías encontrar enalgún texto de autoayuda.Por eso él es la mejor forma de comenzar este libro.Bukowski quería ser escritor, pero por décadas fuerechazado por casi cada agente literario y cada revista,periódico, diario o casa editorial en donde sometió susobras. Decían que su trabajo era horrible. Crudo. Asqueroso. Depravado. Conforme las cartas de rechazo seamontonaban, el peso de sus fracasos lo empujó con másprofundidad a una depresión auspiciada por el alcoholque lo seguiría la mayor parte de su vida.

2El sutil arte de que te importe un carajoBukowski trabajaba como archivador de cartas en unaoficina postal. Le pagaban el sueldo mínimo, y de ello, lamayor parte la gastaba en bebida. Lo que le sobraba lo dilapidaba al apostar en las carreras. Por las noches tomabasolo y algunas veces lograba sacarle un poco de poesía asu destartalada máquina de escribir. A menudo, Bukowskidespertaba en el suelo, resultado de haberse embriagadodurante la noche anterior hasta perder la conciencia.Así pasaron tres décadas a lo largo de las cuales la constante fue una nube de alcohol, drogas, apuestas y prostitutas. Entonces, cuando Bukowski tenía 50 años de edad,después de una vida de fracasos y autodestrucción, el editor de una pequeña casa editorial independiente le tomóun extraño interés; no podía ofrecerle mucho dinero o prometerle grandes ventas, pero desarrolló un raro afecto porese borracho perdedor y decidió darle una oportunidad.Era la primera oportunidad real que Charles había tenidoy se daba cuenta de que probablemente sería la única quetendría. Entonces el poeta le contestó al editor: “Tengo dosopciones: quedarme en la oficina postal y volverme loco o quedarme afuera, jugar a ser escritor y morir de hambre.He decidido morirme de hambre”.Después de firmar el contrato, Bukowski escribió su primera novela en tres semanas. Se tituló simplemente Cartero.1 En la dedicatoria escribió: “No está dedicada a nadie”.Este autor lograría posicionarse como novelista y poeta.A partir de ese momento publicaría seis novelas y cientos1La traducción literal es Oficina de correos, pero la novela se comercializa en la literatura de habla hispana como Cartero.

No lo intentes3de poemas; vendería más de dos millones de copias de suslibros. Su popularidad desafiaba las expectativas de todos,pero en especial la suya propia.Historias como las de Charles Bukowski son el pan detodos los días en la narrativa cultural. La vida de este literato encarna el sueño americano: un hombre lucha por lo quequiere, nunca se da por vencido y, eventualmente, alcanzasus sueños. Es prácticamente el guion de una película. Todos conocemos historias como la suya y decimos: “¿Lo ves?¡Él nunca se rindió. Nunca dejó de intentarlo. Siempre creyó en él mismo. Perseveró aun con todo en contra y logróhacerse de un nombre!”Resulta extraño, entonces, que en la tumba de Bukowski su epitafio consigne: “No lo intentes”.A pesar de las ventas de sus libros y su fama, Charlesera un perdedor. Él lo sabía. Su éxito no derivaba de su determinación de ser un ganador, sino del hecho que él sabíaque era un perdedor. Lo aceptó y entonces escribió con honestidad sobre ello, nunca trató de ser algo más de lo queera. La genialidad en su trabajo no radicaba en haber superado todo contra viento y marea ni de convertirse en unbrillante literato, fue lo contrario. Fue su simple habilidadde ser completa y cruelmente honesto consigo mismo —enespecial, respecto de sus peores facetas— y de compartirsus fracasos sin temor o duda.Ésta es la historia real del éxito de Charles Bukowski:sentirse cómodo con ser un fracasado. A él le importabaun carajo el éxito. Incluso después de alcanzar la fama, sepresentaba completamente intoxicado a sus lecturas de

4El sutil arte de que te importe un carajopoesía y abusaba en términos verbales de su audiencia;se exhibía en público y trataba de llevar a la cama a cualquier mujer que se dejara. La fama y el éxito no lo hicieron una mejor persona. Tampoco resultó que convertirseen una mejor persona lo hiciera famoso y exitoso.Por lo general, la autosuperación y el éxito se dan en paralelo, pero no significa que sean equivalentes.Hoy en día, nuestra cultura se halla obsesivamenteorientada a expectativas positivas, pero poco realistas: Sémás feliz. Sé más sano. Sé el mejor, mejor que los demás.Sé más inteligente, más rápido, más rico, más sexy, más popular, más productivo, más envidiado y más admirado. Séperfecto, maravilloso y defeca lingotes de oro cada mañanaantes del desayuno mientras te despides de tu cónyuge modelo y de tus 2.5 hijos. Después, toma tu helicóptero particular que te traslada a tu estupendo y satisfactorio trabajo,donde pasas tus días realizando actividades increíblementesignificativas que quizás, algún día, salven al planeta.Pero cuando te detienes y de verdad lo consideras, losconsejos de vida convencionales —toda esa cantaleta positiva y de autoayuda feliz que escuchamos todo el tiempo—en realidad se centran en lo que careces, apuntan exactamente a lo que percibes como tus deficiencias personales,tus fracasos, y después los acentúa. Aprendes las mejoresmaneras de hacer dinero porque sientes que aún no tienessuficiente dinero. Te paras frente al espejo y repites afirmaciones como “Soy bonita” o “Soy guapo” porque no tesientes lo suficientemente hermosa o bien parecido. Buscasconsejos de cómo mejorar las relaciones de pareja porque

No lo intentes5no te sientes suficientemente digno de ser amado. Haces ridículos ejercicios y te visualizas aún más exitoso porquesientes que aún no eres suficientemente exitoso.De manera irónica, esta fijación con lo positivo —lo quees mejor, lo que es superior— sólo sirve para recordarnosuna y otra vez lo que no somos, lo que nos falta, lo quedebimos ser pero fracasamos en convertirnos. Al fin y alcabo, una persona de verdad feliz no siente la necesidad depararse frente a un espejo y recitar hasta el cansancio quees feliz; simplemente lo es.Hay un dicho en Texas que reza: “El perro más pequeñoes el que ladra más fuerte”. Un hombre seguro de sí mismono necesita probar que confía en él mismo. Una mujer ricano siente la necesidad de convencer a nadie de que tienedinero. O lo eres o no lo eres. Y si sueñas con algo todo eltiempo, entonces refuerzas esa misma realidad inconsciente todo el tiempo: no eres o no estás donde quisieras estar.Todos, hasta los comerciales en la televisión, quierenhacerte creer que la clave para una buena vida es un trabajomejor, un coche más vistoso, una novia más guapa o ungran patio con alberca para los niños. El mundo está demanera constante metiéndote en la cabeza que el caminopara una vida mejor es más, más y más: compra más, poseemás, haz más, ten más sexo, sé más. Te hallas permanentemente bombardeado, todo el tiempo, con mensajes de quetodo debe importarte.Debe importarte poseer una nueva televisión. Debe importarte tener mejores vacaciones que las de tus compañeros de trabajo. Debe importarte comprar esa nueva deco-

6El sutil arte de que te importe un carajoración para tu casa. Debe importarte contar con el modelocorrecto de selfie stick.¿Por qué? Mi opinión es que, mientras más cosas te importen, los negocios ganan más.Si bien es cierto que no hay nada malo en hacer negocios, el problema es que si todo te importa mucho, es malopara tu salud mental. Lo anterior origina que te vuelvas demasiado apegado a lo superficial y a lo falso, que dediquestu vida a perseguir un espejismo de felicidad y satisfacción.La clave para una buena vida no es que te importen muchas cosas; es que importen menos, para que en realidadte importe lo que es verdadero, inmediato y trascendente.El maldito círculo vicioso del sobreanálisisHay una peculiaridad insidiosa de tu cerebro que, si la dejas, puede volverte loco por completo. Dime si esto te suena familiar:Te pones nervioso respecto de confrontar a alguien entu vida. Ese nerviosismo te paraliza y empiezas a preguntarte por qué estás tan nervioso. Ahora te está poniendo nervioso el hecho de estar nervioso. ¡Ay no, doblemente nervioso! Ahora estás nervioso sobre tu nerviosismo, loque te causa más ansiedad. ¡Rápido!, ¿dónde está el tequila?O digamos que tienes un problema con el manejo detu ira. Te molestan las cosas más estúpidas, las más insignificantes, y no tienes ni idea de por qué. Y el hecho deenojarte con tan facilidad propicia que te enojes aún más.Entonces, en tu ridículo enojo te das cuenta de que estarmolesto todo el tiempo te vuelve una persona superficial y

No lo intentes7desagradable. Y lo odias, lo odias tanto que te enojas contigo mismo. Ahora mírate, estás enojado contigo porque temolesta estar enojado. Maldita pared. Ten, un puño.O quizás estás tan preocupado por hacer lo correctotodo el tiempo que te angustia lo mucho que esto te preocupa. O te sientes tan culpable por cada error que cometesque empiezas a sentirte culpable por sentirte tan culpable.O puede ser que te sientas triste y solitario tan a menudoque el solo pensarlo te hace sentir aún más triste y solitario